Top 5 expresiones Argentinas

0
3799
views

Una mini guía para no perderse en este mar de palabras que pueden resultas confusas, sin sentido, e incluso a veces hasta un poco agresivas… y bueno, sí, a veces lo son, pero por eso hay que aprender a defenderse!

5. Me chupa un huevo

Top 5 expresiones Argentinas

Cada vez que un argentino use un sinónimo de lamer un miembro es una forma muy elegante de decir que algo le importa muy poco o casi nada.  “Me chupa un huevo entregar este trabajo”, “me chupa un huevo lo que digas”, etc. Otras formas de decir lo mismo podrían ser “me chupa la pija” o “me soba la quena”.

4. Qué paja, la puta madre

Top 5 expresiones Argentinas

Tener paja para un argentino es tener pereza. También puede ser utilizada como frase de contención, te cuentan algo triste y uno responde “qué paja” y todo está dicho. Tiene diferentes niveles y es combinable con variados sustantivos. Cuando hay que hacer un trabajo agotador es una “paja mental”, pero también existe “paja humana”, “paja mundial” o “mega paja”, aunque todas vienen de la misma raíz (ojo, no confundir con la conjunción verbal “hacer la paja”,  que es masturbar). De la misma forma, cuando alguien es muy vago o no quiere activar ningún plan, es “un pajero”.

El “la puta madre” al final es opcional, pero ayuda para crear un mayor dramatismo y a dar énfasis a lo que se quiere transmitir.

3. Estoy re manija

Top 5 expresiones Argentinas

Aunque no es tan reconocida, en estos últimos tiempos cobró más importancia y un milenial no puede viajar a Argentina sin aprender esto. Re es muy. “Estoy re contento” es “estoy muy contento”. “Esto es re caro” es “esto es muy caro”, y así seguimos. Eso ya es una palabra significativa, re significativa. Estar manija es estar con muchas ganas de algo, a un punto de ansiedad máximo, por lo que estar re manija es no poder esperar que algo pase a niveles sobrenaturales. Se puede estar “re manija” con objetos, personas, comidas, viajes: “Estoy re manija por esta noche”, “estoy re manija de cerveza”, “estoy re manija con este chico”, y así y así…

2. Estar al pedo

Top 5 expresiones Argentinas

Cuando un argentino está sin mucho que hacer, o con mucho tiempo libre, es que “está al pedo”, y muchas veces se usa con el famoso refrán “más al pedo que bocina de avión”. Que algo sea “al pedo” es que es completamente innecesario, en vano, descartable: “qué al pedo que dije eso”, “al pedo vine a este lugar”, y etcétera. No confundir con estar “en” pedo, que es estar re borracho. Y nunca la digas en un trabajo, a menos que quieras que aumenten tus tareas.

1. Andate a la concha de tu madre

Top 5 expresiones Argentinas

Uno de los mejores insultos argentinos por excelencia. No hay nada más lindo que mandar a alguien que se lo merece a la concha de cualquiera de sus parientes (madre, tía, hermana). También se puede decir “andá a la re concha de la lora” y es básicamente mandar a alguien a la mierda. A su vez, podemos mandarlos a “la puta que te parió”, y es igual de válido. Si queremos ser finos o estamos insultando a un mayor, podemos decirle “andá a freir churros”. Como siempre, todo depende del tono utilizado: aunque en general son expresiones agresivas, dichas con una sonrisa pueden significar que quizás dijiste algo un poco tonto o sin sentido y un amigo te está ubicando en tu lugar.

BONUS: “Che, boludo”

Porque no podíamos dejarla de lado. Al igual que “re manija”, son dos palabras que tienen mucho significado individuamente de por sí, pero es verdad que en el resto del mundo, cuando cualquier persona conoce a cualquier argentino, lo primero que le va a decir es “Messi” o “che, boludo”. Pero, ¿qué estamos diciendo cuando decimos “Che, boludo”?  “Che” es en realidad algo como “ei”, utilizado para llamar la atención o llamar a alguien, mientras que el significado de “boludo” depende 100% de la entonación que el interlocutor le ponga. Si viene con un grito puede ser un insulto (casi te chocan con el auto y gritás “boludo!” con todo tu odio), un coqueteo (“ai, en serio? Que boludo” acompañado de un roce), un saludo a un amigo (“boludo, tanto tiempo!”). Las posibilidades son infinitas y preciosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here